Empastes metálicos: ¿es necesario cambiarlos?

Jul 28, 2021 | Sin categoría | 0 Comentarios

Aunque hoy en día existen métodos mucho más eficientes, los empastes metálicos han sido durante décadas la opción prioritaria para tratar problemas de caries. En los últimos años han surgido algunas dudas sobre la seguridad de los empastes metálicos. Por ello, queremos analizar de qué se componen estos materiales, hablar sobre su supuesta peligrosidad y dar nuestras recomendaciones sobre si las personas que los llevan deberían cambiarlos.

La amalgama de plata en los empastes: ¿es peligrosa?

Hasta la aparición de resinas compuestas o composites (un material relativamente reciente), la amalgama de plata fue uno de los primeros materiales empleados en empastes.

Se trata de un material que presenta un color oscuro debido a su composición, ya que se trata de una combinación de plata y mercurio (como bien indica su nombre).

El mercurio es un material tóxico para los humanos. No obstante, es necesario saber que

numerosos estudios han descartado que haya niveles altos en sangre de este material en las personas con empastes metálicos. Por ello, llevar empastes metálicos no supone ningún peligro adicional debido al mercurio. Es más, como dato que aporta perspectiva, una comida a la semana de productos de mar elevaría la concentración de mercurio en sangre 7 veces por encima de los niveles normales.

La situación actual de los empastes metálicos

La aparición de materiales más eficientes, seguros y sostenibles ha permitido a las clínicas dentales deshacerse paulatinamente de los empastes metálicos. Además, ante la alarma por su composición con mercurio, las autoridades han decidido tomar cartas en el asunto. A partir de julio de 2018 se prohibió su utilización en dientes de leche, menores de 15 años y mujeres embarazadas o en periodo de lactancia; y para 2030, se ha determinado que este material quedará retirado completamente del mercado.

¿Cuándo deben sustituirse los empastes metálicos?

El verdadero problema de los empastes metálicos a día de hoy es que se trata de una solución muy ineficiente frente a las alternativas con materiales actuales. Así, las amalgamas de plata, al ser un material más rígido que los tejidos que componen el diente, provocan que se generen pequeños espacios en los márgenes del empaste, que permiten a su vez la entrada de bacterias y la formación de nuevas caries.

Además de por esta ineficiencia, hay al menos tres razones por las que los profesionales de la odontología recomendamos cambiar los empastes metálicos

  • Motivos estéticos
  • En caso de filtración
  • En caso de fractura del material

¿Tienes empastes metálicos y no sabes si convendría cambiarlos? En Dentalays podemos ayudarte. Reserva una cita con nosotros y hablemos sobre las mejores opciones para tu salud dental.

.

Comparte el artículo
Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *