Muelas del juicio: ¿cuándo hay que extraerlas?

Oct 7, 2021 | Sin categoría | 0 Comentarios

La extracción de las muelas del juicio es un proceso delicado en el que se debe examinar la casuística y necesidad de cada paciente. Te contamos las características especiales de estas piezas dentales y cómo saber cuándo es necesario extraerlas o no.

Qué son las muelas del juicio

Las muelas del juicio (también llamadas muelas cordales) son las cuatro muelas que se encuentran al fondo de la boca y que se clasifican como terceros molares. Lo más común es que aparezcan durante la veintena, aunque es posible que aparezcan antes, después e incluso que nunca lleguen a salir.

Esta característica (aparecer más tarde que el resto de los dientes), junto con su posición al fondo de la boca, hace que las muelas del juicio puedan presentar algunos problemas en la salud dental del paciente. De este modo, es necesario analizar cada caso para ver si es necesaria su extracción o no.

¿Cuándo extraer las muelas del juicio?

Existen al menos dos causas principales por las que los profesionales de la salud dental pueden considerar que es necesario extraer las muelas del juicio:

  • Si causan dolor. En este caso, puede deberse a que, al estar situadas al fondo de la boca, es una zona de más difícil acceso para la limpieza bucal, de modo que fácilmente se acumulan bacterias que pueden derivar en infecciones.
  • Si aparecen en posición torcida. Esto puede provocar, a su vez, movimientos en la posición del resto de dientes (generando apiñamientos) o derivar también en caries o potenciales infecciones.

Por ello, para saber cuándo extraer las muelas del juicio es esencial contar con la opinión de un dentista de confianza, que pueda realizar un diagnóstico. Al igual que con otros problemas como las maloclusiones, mediante una revisión bucodental adecuada el dentista podrá detectar si las muelas del juicio están creando ya un problema o pueden llegar a generarlo.

El proceso para extraer las muelas del juicio

Por lo general, la intervención se realiza con anestesia local y no es necesario hacer incisiones salvo que la extracción sea especialmente complicada. Así, las intervenciones más comunes consisten en la ampliación del alveolo donde se encuentra alojada la muela y su extracción mediante un fórcep.

Además, si la operación ha requerido de incisiones, es común que se requiera de una pequeña sutura en la zona. ¿Quieres conocer el estado de tus muelas del juicio y que un profesional de la salud dental valore si es necesaria su extracción? En Dentalays podemos ayudarte: solicita una cita con nuestro equipo y hablemos sobre cómo podemos ayudarte a conservar tu salud dental.

Comparte el artículo
Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *