Ortodoncia, ¿En qué casos puedes necesitar?

La ortodoncia es una rama de la odontología que se ocupa de corregir la posición y la alineación de los dientes y los huesos maxilares, con el fin de mejorar la estética y la función de la boca y la cara. La ortodoncia puede ayudarte a solucionar problemas como el apiñamiento dental, los espacios entre los dientes, las mordidas abiertas, cruzadas o desviadas, las asimetrías faciales o los trastornos de la articulación temporomandibular.

Pero, ¿cómo saber si necesitas ortodoncia? ¿Qué señales pueden indicarte que debes acudir a un especialista para evaluar tu caso? En este artículo te contamos algunos de los casos más frecuentes en los que puedes necesitar ortodoncia y cómo puede beneficiarte este tratamiento.

ortodoncia

Casos en los que puedes necesitar ortodoncia

La ortodoncia puede ser necesaria tanto en niños como en adultos, dependiendo de las características y las necesidades de cada paciente. Algunos de los casos más habituales en los que puedes necesitar ortodoncia son:

  • Apiñamiento dental: se produce cuando los dientes no tienen suficiente espacio para alinearse correctamente en las arcadas dentales. Esto puede dificultar la higiene bucal, favorecer la aparición de caries o enfermedades periodontales, provocar desgaste dental o alterar la mordida.
  • Diastemas o espacios entre los dientes: se refiere a la presencia de huecos entre los dientes, que pueden deberse a factores genéticos, hábitos como la succión del dedo o el uso prolongado del chupete, o a una discrepancia entre el tamaño de los dientes y el de los huesos maxilares. Los diastemas pueden afectar a la estética dental y a la pronunciación de algunos sonidos.
  • Mordida abierta: se produce cuando los dientes superiores e inferiores no contactan al cerrar la boca, dejando un espacio entre ellos. La mordida abierta puede ser anterior (afectando a los dientes frontales) o posterior (afectando a los dientes posteriores). Este problema puede causar dificultades para masticar, hablar o deglutir, así como alteraciones en el crecimiento facial.
  • Mordida cruzada: se produce cuando los dientes superiores quedan por dentro de los inferiores al morder, en lugar de por fuera. La mordida cruzada puede ser unilateral (afectando a un solo lado) o bilateral (afectando a ambos lados). Este problema puede provocar desgaste dental, asimetría facial, problemas articulares o musculares.
  • Mordida desviada: se produce cuando la línea media de los dientes superiores no coincide con la de los inferiores al cerrar la boca. Esto puede deberse a una malposición dental o a una alteración esquelética. La mordida desviada puede afectar a la estética facial y a la función masticatoria.
  • Asimetría facial: se produce cuando existe una diferencia notable entre el tamaño o la forma de ambos lados de la cara. Esto puede deberse a factores genéticos, traumáticos, infecciosos o hábitos como respirar por la boca o morderse las uñas. La asimetría facial puede afectar a la armonía facial y a la autoestima del paciente.
  • Trastornos de la articulación temporomandibular: se refiere a un conjunto de problemas que afectan a la articulación que une el maxilar inferior con el cráneo, así como a los músculos y ligamentos que la rodean. Estos problemas pueden causar dolor, inflamación, chasquidos, bloqueos o limitación de los movimientos de la mandíbula. Algunas de las causas que pueden provocar estos trastornos son el estrés, el bruxismo, los traumatismos, las maloclusiones o las enfermedades reumáticas.
ortodoncia

Beneficios de la ortodoncia

La ortodoncia puede aportarte numerosos beneficios para tu salud bucodental y tu calidad de vida. Algunos de ellos son:

  • Mejora tu estética dental y facial: al corregir la posición y la alineación de tus dientes y tus huesos maxilares, la ortodoncia te ayuda a conseguir una sonrisa más bonita y armónica, que se adapta a las proporciones de tu cara y mejora tu expresión.
  • Mejor función masticatoria: al conseguir una correcta oclusión, la ortodoncia te permite masticar mejor los alimentos, facilitando la digestión y evitando problemas gastrointestinales.
  • Salud bucodental: al facilitar la higiene bucal, la ortodoncia previene la aparición de caries, enfermedades periodontales, halitosis o infecciones bucales. Además, al evitar el desgaste dental, la ortodoncia protege el esmalte y previene la sensibilidad dental.
  • Mejora tu salud general: al mejorar la función masticatoria y la salud bucodental, la ortodoncia también contribuye a mejorar tu salud general, previniendo problemas como la diabetes, las enfermedades cardiovasculares o las respiratorias.
  • Bienestar psicológico: al mejorar tu estética dental y facial, la ortodoncia te ayuda a aumentar tu autoestima, tu confianza y tu seguridad. Además, al mejorar tu salud general, la ortodoncia te ayuda a reducir el estrés y a mejorar tu estado de ánimo.
ortodoncia

Tipos de ortodoncia

Existen diferentes tipos de ortodoncia que se adaptan a las necesidades y preferencias de cada paciente. Los más comunes son:

  • Ortodoncia invisible: se trata de un sistema de férulas transparentes y removibles que se ajustan a los dientes y los mueven progresivamente hasta conseguir el resultado deseado. La ortodoncia invisible es una opción muy discreta y cómoda, que permite retirar las férulas para comer o cepillarse los dientes.
  • Ortodoncia lingual: se trata de un sistema de brackets metálicos que se colocan en la cara interna de los dientes, quedando ocultos a la vista. La ortodoncia lingual es una opción muy estética y eficaz, que permite corregir todo tipo de problemas dentales.
  • Ortodoncia con brackets: se trata de un sistema de brackets metálicos o estéticos (de cerámica o zafiro) que se colocan en la cara externa de los dientes, unidos por un arco metálico que ejerce presión sobre ellos. La ortodoncia con brackets es una opción muy versátil y económica, que permite corregir todo tipo de problemas dentales.

¿Cómo saber si necesitas ortodoncia?

Si tienes alguno de los problemas mencionados anteriormente o simplemente quieres mejorar el aspecto o la función de tu boca, lo mejor es que acudas a una clínica dental especializada en ortodoncia para que te realicen un diagnóstico personalizado. En Dentalays contamos con un equipo de profesionales cualificados y con amplia experiencia en ortodoncia, que te ofrecerán el tratamiento más adecuado para ti. Además, disponemos de las últimas tecnologías y materiales para garantizar los mejores resultados.

No lo dudes más y pide tu cita online o por teléfono. Te esperamos en Dentalays para ayudarte a conseguir la sonrisa que siempre has deseado.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *